Anecdotario mundialista



¡A leer!

Pelotas para todos los tiempos

En 1930, las cosas eran muy distintas. El fútbol también: los botines no eran tan livianos ni coloridos como los actuales y las camisetas tenían cuellos con cuerdas y botones. Las pelotas tampoco eran iguales. Para que veas cómo cambiaron desde entonces, te contamos sobre algunas de las pelotas oficiales de los mundiales.



Las mascotas de los mundiales

De las veintiún Copas del Mundo disputadas, las primeras siete solo tenían un logo propio, pero no contaban con una mascota que las representara. La costumbre de una mascota en cada Copa nació en el Mundial de Inglaterra de 1966. 



¿Y Francia dónde está?

El 10 de junio de 1978, en Mar del Plata, Francia y Hungría jugaron su último partido correspondiente al grupo 1 del Mundial de Argentina. Por un error de la organización, las dos selecciones, ya eliminadas del certamen, iban a utilizar sus camisetas alternativas, ambas de color blanco, lo que haría casi imposible distinguir a los jugadores de uno y otro equipo.



Mete gol gana

En el Mundial de Francia 1998, se implementó la regla del gol de oro para los partidos mano a mano, es decir, de octavos de final en adelante. Esta regla consistía en que, si un partido finalizaba a los 90 minutos con un empate y debía recurrirse a un alargue, este concluía cuando alguno de los dos equipos metía un gol. 



Mucho ruido y pocas maracas

El Mundial de Sudáfrica 2010 es recordado en gran medida por el ruido de sus trompetas, las famosas vuvuzelas. Según las mediciones de los científicos, pueden llegar a producir sonidos muy intensos, de más de 120 dB (decibeles), algo que fácilmente puede provocar sordera temporal. 



Canciones oficiales… ¿y originales?

En 1962, en la tercera edición del Festival de Viña del Mar, la banda chilena Los Ramblers presentó una canción creada para alentar a la selección chilena. Fue tan bien recibida por el público que inmediatamente se le propuso a la banda que la grabara.