· 

Bélgica y un premio merecido

Los "Diablos Rojos" jugaron un gran Mundial y se llevaron el tercer puesto tras derrotar por segunda vez a Inglaterra.

"Ganamos seis de siete partidos, tuvimos un buen nivel de juego y alegramos a mucha gente. El resto, quizás, dentro de cuatro años", dijo el volante Kevin de Bruyne al terminar el partido que su selección le ganó 2 a 0 a Inglaterra. Y los hechos fueron tal cual los describió el "colorado". Bélgica se llevó el partido con goles de Thomas Meunier (a los 4 minutos) y Eden Hazard (a los 82), pero más allá de eso, ofreció un fútbol fresco y ofensivo, tuvo figuras muy destacadas (Hazard, De Bruyne, Lukaku, Courtois) y se dio el gusto de bajar a un candidatazo como Brasil. Por todo eso, se subió con justicia al escalón más bajo del podio. Si mantiene y mejora esta estructura, quizás dentro de cuatro años pueda alcanzar alguno de los dos más altos. El fútbol, sin dudas, estará agradecido.