· 

¡Francia finalista!

Con un gol de cabeza de Samuel Umtiti, el equipo de Deschamps derrotó a Bélgica y jugará la tercera final de su historia.

Con una dosis casi justa de talento, solidez y oportunismo, les bleus fueron más precisos en la definición y se llevaron un duelo atrapante, de ida y vuelta, en el que los belgas también tuvieron sus oportunidades. El único gol del partido fue convertido por Samuel Umtiti, de cabeza, a los seis minutos del segundo tiempo, tras un corner ejecutado por Griezmann. La pelota parada, al igual que contra Uruguay, le permitió a Francia sacar una ventaja que terminó siendo decisiva. El próximo domingo, en Moscú, los dirigidos por Deschamps disputarán la tercera final de su historia, esta vez ante el ganador del duelo Croacia-Inglaterra. En las dos anteriores, los galos derrotaron 3-0 a Brasil en París, en 1998, y cayeron por penales ante Italia en Berlín, en 2006.