· 

Inglaterra a semifinales, 28 años después

Con el poder de su juego aéreo, la selección británica derrotó claramente a Suecia y está entre los cuatro mejores.

Renovada y con sangre nueva, Inglaterra quiere hacer historia. Y lo está logrando, pero quiere más. El sábado, en Samara, los dirigidos por Gareth Southgate fueron superiores a Suecia y no dejaron dudas: fue 2 a 0, con un gol en cada etapa.

Sobre la media hora del primer tiempo, los ingleses pusieron en marcha su dispositivo aéreo. Trippier ejecutó un corner, Maguire aprovechó las cortinas generadas por sus compañeros y metió un cabezazo demoledor hacia la red.

Suecia se adelantó en busca de la igualdad y puso en aprietos a su rival, pero el arquero Pickford tuvo varias intervenciones meritorias y mantuvo la ventaja. Todo se definió a los 13 minutos del complemento, cuando Dele Alli, también de cabeza, anotó el 2 a 0 y depositó a su equipo en semifinales, algo que no ocurría desde 1990. Así, con una generación nueva, Inglaterra va por más. Parece que tiene con qué.