· 

Croacia, también en los penales

Con mucho sufrimiento y una gran actuación de su arquero Subasic, los balcánicos batieron a Dinamarca y ya están en cuartos.

En un partido tenso y parejo, daneses y croatas prácticamente no se sacaron ventajas. El arranque fue furioso: a los 53 segundos, tras un saque lateral largo, Jorgensen aprovechó una confusión en el área balcánica y adelantó a Dinamarca. La respuesta llegó enseguida, a los tres minutos, cuando Mario Mandzukic derrotó a Schmeichel tras un blooper de la defensa escandinava.

En el resto del encuentro ninguno de los dos pudo desequilibrar, pero Croacia tuvo una chance inmejorable a los 114 minutos, cuando Kasper Schmeichel le atajó un penal a Luka Modric.

El arquero danés siguió siendo un coloso en la definición desde los doce pasos y paró los remates de Badelj y Pivaric, pero su colega Subasic resultó superior: desvió los disparos de Eriksen, Schöne y Jorgensen y catapultó a Croacia a los cuartos de final. En esa instancia, su rival será Rusia, que horas antes había sorprendido al eliminar a España.