· 

México está afilado

Con goles de Vela y "Chicharito" Hernández, el Tricolor le ganó 2-1 a Corea del Sur y quedó muy cerca de la clasificación.

México está dispuesto a hacer historia. Para eso vino a Rusia. En el debut dio el batacazo y le ganó al campeón Alemania, y ahora, más de la mano con la lógica, derrotó a los entusiastas coreanos y quedó muy cerca de la barrera que no salta desde 1986: los octavos de final. Los asiáticos empezaron mejor y tuvieron varias llegadas, pero a los 26 minutos un centro de Guardado pegó en el brazo de Jang Hyun-Soo y Vela convirtió el correspondiente penal. A partir de esa jugada, el Tricolor apostó al contraataque y así definió el pleito: a los 21 minutos del complemento, Lozano condujo una réplica con sagacidad y asistió a "Chicharito" Hernández, que definió perfecto ante Hyeon-Woo Jo. El descuento de Son, con el partido casi terminado, solo sirvió para la estadística. México fue claro ganador y se ilusiona con llegar lejos en Rusia.