El Musa inspirador

Con un doblete de su número siete, Nigeria derrotó a Islandia y le dio esperanzas a la Selección argentina.

Tras el mazazo recibido ante Croacia, toda la Argentina estaba pendiente de un triunfo de las Águilas Verdes ante los escandinavos para llegar con chances de clasificación al último partido. En la primera etapa, africanos y europeos generaron poco riesgo y no se sacaron ventajas, aunque Islandia llegó algo más. Pero apenas empezado el complemento, Ahmed Musa bajó de derecha un centro desde ese sector y con la misma pierna despachó un balazo que dejó sin chances a Halldorsson. Con la ventaja, Nigeria retrocedió y apostó sus fichas al contraataque. Y en uno de ellos, a los 30 minutos, otra vez Musa, en esta oportunidad con una lucida maniobra individual, dejó en el camino al arquero rival y decretó el 2 a 0. Islandia tuvo tiempo de insistir y generar un penal a su favor, pero Sigurdsson lo mandó a las nubes y terminó con las esperanzas de su equipo. El final encontró festejando a NIgeria... y también a la Argentina.