· 

Un empate entretenido

En un partido de ida y vuelta, Dinamarca y Australia no se sacaron ventajas: 1 a 1.

Los daneses golpearon primero, a los siete minutos, con un gran gol de Christian Eriksen, y el envión anímico los erigió en dominadores durante un largo rato. Pero a los 38, Mile Jedinak igualó con un penal que el árbitro español Mateu Lahoz sancionó con ayuda del VAR. En la segunda etapa, Australia se adelantó en busca de la necesaria victoria, pero no pudo conseguirla. Los daneses se retiraron conformes con la igualdad, ya que otro empate ante Francia los depositará en octavos de final.