· 

Messi alegró la despedida

En su último partido en el país antes del Mundial, la Selección argentina goleó 4 a 0 a un débil Haití con tres tantos de su máxima estrella.

En una Bombonera teñida de albiceleste y ante un rival que no la inquietó jamás, la Argentina le aportó cuatro goles a la fiesta y se retiró bañada en aplausos. Haití colaboró con su extrema pobreza futbolística, pero el objetivo del partido fue otro: observar algunos rendimientos individuales, acumular minutos de juego y recibir el afecto de la gente.

Lionel Messi -quién más- fue la gran figura de un duelo desigual, con tres goles (el primero de penal) y el desequilibrio que siempre provoca en la defensa rival. Su amigo Sergio Agüero convirtió el restante tanto.

El equipo dirigido por Jorge Sampaoli alineó a Caballero; Salvio, Otamendi, Fazio y Tagliafico; Mascherano y Lo Celso; Lanzini, Messi y Di María; Higuaín. Luego ingresaron Rojo, Pavón, Agüero, Meza, Acuña y Banega.

El sábado 9 de junio, la Selección cerrará su preparación para el Mundial con un partido amistoso ante Israel, en la ciudad de Jerusalén.